Creative Commons License Las creaciones aquí publicadas by Valeria Feito is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Argentina License. Based on a work at Valeria Feito. Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Balance

Es fin de año y es época de balances, a mi particularmente me llega distinto porque también cambio de década, así que mi balance no será solo anual. He aprendido muchas cosas en la vida, algunas otras me pude haber salteado y otro tanto me he negado.

Hay gente que dejó huellas en mi vida, y estoy llena de agradecimientos, así que Gracias a... por enseñarme que...
  • Mamá, que puedo lograr todo lo que quiero, el límite es el cielo
  • Papá, el camino del conocimiento, cuando no supo explicar algo con palabras lo resolvía con un libro
  • Poly, a conducir mis propios autos, autoquererme, autorespetarme y autovalorar tal como soy
  • mi abu-madrina, que YO puedo hacer la diferencia, a través de mis elecciones
  • María, mi gran amiga, la incondicionalidad en la aventura, la ventura y la desventura
  • Lionel, el amor de mi vida, que el amor es sano y no lastima, si hace daño no es amor
  • Daniela, que un abrazo y un besito en la frente curan más que nada en el mundo
  • Marcela, que podemos inventarnos rituales para "exorcizar el maleficio"
  • Karina, que si no podes salir por la puerta podes agarrar la ventana
  • Mabel y Cristina, que hay que saber compartir
  • mis abuelos, que los límites se ponen por amor, porque la vida no es libre albedrío dado que existe el respeto por el próximo
  • las chicas del colegio me enseñaron a ver mis defectos, pero la moda me enseñó que existe la belleza exótica y la vida que hay belleza siempre que uno quiera y esté dispuesto a verla.
Es bueno saber que a veces hace bien revolcarse en el estiércol (por no decir mierda con muchas R) para poder diferenciar cuando hay olor a flores, y tocar fondo como si cayéramos en las profundidades del océano, para ver que tan alto podemos brincar incluso a veces volar recordando la premisa de mamá: el límite es el cielo!

Primero aprendí a flotar, así que ya no me hundo; luego aprendí conducir, así que ya no me quedo; ahora quiero aprender a pilotear ya se que sin motores igual se puede planear, yo pienso en seguir llendo hacia arriba.

Uno es dueño de sus decisiones y responsable de sus consecuencias. Uno puede decir que si, o que no y cualquiera de las dos determinaciones nos llevan por un camino que serán distintos, pero nos devolverá una respuesta y tenemos que estar dispuestos a aceptarla sea lo que sea, porque la negativa también es una elección.

Si volviera a nacer seguramente no elegiría pasar por todo de vuelta, me gustaría otro viaje, otro camino que recorrer pero igual me gustaría que me lleve a ser lo que soy hoy.

2 opiniones:

Patri dijo...

Olé!!!!, Valeria un placer y desearte lo mejor para estas fechas!! Te diré que en unos días, aunque tarde, salen tus botas y tus zapatos de sirena...je..je. mil disculpas por la demora pero saldrán en el especial para final de año. Un abrazo grande

lili pitiminí dijo...

Que reflexiones mas bonitas!

Te deseo que pases unas felices fiestas!

nos vemos por aki el año que viene!
jeje